Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Continúa tratamiento de Marte, el lobo marino del Zoológico de San Juan de Aragón

Publicado el 12 Febrero 2019
MARTE15.jpeg

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México informa que Marte, el lobo marino patagónico del Zoológico de San Juan de Aragón, continúa recibiendo tratamiento con antibióticos y antiinflamatorios, luego de padecer una lesión en la boca.

Fernando Gual Sill, director General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre, informó que “estamos llevando a cabo un manejo conservador del caso, dependiendo del estudio radiográfico que realicemos en los próximos días, tomaremos una determinación para ver si procedemos a una cirugía o mantenemos el tratamiento que llevamos hasta este momento”.

Dijo que después de realizar el primer estudio radiológico, con ayuda de especialistas en imagenología y radiografías digitales, se llegó a la conclusión de que Marte presenta dos fracturas en la mandíbula.

Gual Sill precisó que animales como Marte, quien pesa casi 400 kilos, son muy toscos en sus movimientos. “Muchas veces se golpean al mover la cabeza de un lado a otro y con el peso del cuerpo ellos mismos pueden provocarse lesiones importantes como aparentemente fue el caso (de Marte) que durante la noche se golpeó en alguna parte de su albergue”, agregó.

Recordó que Marte es un lobo marino de la Patagonia que llegó al Zoológico de San Juan de Aragón hace algunos años, junto con dos hembras: “En Uruguay llegó a haber sobre población (de lobos marinos), incluso competían con las pesquerías y una de las formas que tuvieron hace algunos años de cuidar a estas colonias de lobos marinos fue poner a la venta a algunos cachorros y de esos cachorros llegaron estos tres animales a la Ciudad de México, a partir de un comercio legal de esos animales, por evitar la matanza de lobos marinos”.

Marte tiene una edad aproximada de entre 17 y 18 años, y hasta el momento ha sido un animal sano que se reprodujo en dos ocasiones; dos de sus crías habitan justamente en el Zoológico de San Juan de Aragón.