Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Informa Sedema sobre el primer nacimiento de hienas en el Zoológico de Chapultepec

Publicado el 19 Julio 2019
unnamed - 2019-07-19T170357.134.jpg
unnamed - 2019-07-19T170401.462.jpg
unnamed - 2019-07-19T170403.432.jpg
unnamed - 2019-07-19T170406.237.jpg
unnamed - 2019-07-19T170407.584.jpg

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, a través de la Dirección General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre, informó sobre el primer nacimiento de dos hienas moteadas (Crocuta crocuta) que se tenga registro en el Zoológico de Chapultepec.

Desde el albergue de la primera familia de hienas que habita en Chapultepec, la doctora Marina Robles García, titular de Sedema, resaltó el trabajo que están haciendo los zoológicos de la Ciudad de México para la conservación de las especies.

“Las hienas moteadas, si bien no son organismos que se encuentran registrados en peligro de extinción, en realidad sus poblaciones están bien en las Áreas Naturales que existen, pero fuera de ésas sus poblaciones sí han ido decreciendo por el avance de las distintas actividades humanas o incluso la cacería furtiva”, precisó Robles García.

Durante la presentación de los cachorros se realizó una votación para decidir su nombre. Niñas y niños, junto con sus padres decidieron nombrar a las hienas bebés Makena (que significa “la que es feliz”) y Omondi (que quiere decir “nacido durante el amanecer”).

Makena y Omondi nacieron el 10 de abril de este año, después de un periodo de gestación de 110 días. En su primer examen médico quedó registrado que las bebés hienas pesaron 9 y 8.5 kilogramos. Son ejemplares que se desarrollan con rapidez, nacen con los ojos abiertos y desde la primera semana de edad pueden llegar a comer carne que es regurgitada por la madre.

Fernando Gual Sill, director General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre, comentó que las hienas, hijas del macho Cocun y la hembra Kazaam quienes se reprodujeron por primera vez, se encuentran en buen estado de salud.

Gracias a los zoológicos se ha logrado alejar de la extinción a una cuarta parte de todos los animales que hemos logrado mejorar su situación en cuanto a conservación, como el Lobo Mexicano, el Cóndor de California, el Teporingo, el Ajolote. Una cuarta parte es gracias a los zoológicos. No es la única herramienta de conservación, pero si es una herramienta de las más importantes, sin las cuales muchos de estos animales ya estaría extintos”, sostuvo.

Marina Robles y Fernando Gual aprovecharon la ocasión para exhortar a niños y niñas de la capital a convertirse en embajadores de la conservación de cada una de las especies que habitan en el ecosistema y el planeta.

Las hienas moteadas son una especie con poblaciones estables que se distribuyen de forma natural en las llanuras y praderas de África, en el sur del Sahara. Son animales gregarios, carroñeros y cazadores que pueden llegar a formar grupos mayores a los 20 individuos. Generalmente son liderados por una hembra; se considera una especie muy inteligente y organizada, ya que pueden resolver problemas para obtener alimento, como lo hacen algunos primates.

El pelo de las hienas es áspero de color amarillento o grisáceo, con manchas parduscas de dibujos irregulares por todo el cuerpo. Tienen cuello ancho y cuerpo relativamente corto. Sus orejas son grandes y redondas.

Son carnívoros que están activos durante la tarde y noche, llegan a medir de 1.20 a 1.50 metros de largo con una altura de 70 a 90 centímetros y por lo general pesan de 40 a 85 kilogramos. Sus mandíbulas son sólidas y fuertes que pueden triturar huesos con ellas.