Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Jira- fifí- ta, el nombre que capitalinos eligieron para la bebé jirafa de Chapultepec

Publicado el 06 Abril 2019
unnamed (29).jpg

La jirafa bebé del Zoológico de Chapultepec ya tiene nombre. Más de 28 mil capitalinos decidieron llamarla “Jira- fifí- ta”, en un ejercicio democrático y participativo.

Desde el albergue de las jirafas, la doctora Marina Robles García, secretaria del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, acompañada de José Merino, titular de la Agencia Digital, y de Fernando Guall, director General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre, aseguró que se trató de un ejercicio lleno de humor y de mucho cariño.

José Merino, titular de la Agencia Digital, informó que en total se registraron 99 mil 38 votos hasta las 12:00 horas del sábado 6 de abril y la que obtuvo mayor votación fue ““Jira- fifí- ta”, con 28 mil 364. En segundo lugar, con 16 mil 565 quedó Aristemo, en tercer sitio Wookie con 10 mil 684 votos; en último lugar fue para Profesor Jirafales, con 184 votos.

Al anunciar el nombre ganador, se reconoció a “Vampipe”, quien propuso Jira-fifí-ta, con un regalo especial: la figura de una jirafa en agradecimiento a su participación. “Gracias a todos los que ayudaron en darle nombre a este jirafita”, agradeció la titular de la Sedema, quien se congratuló de contar con una integrante más en el Zoológico de Chapultepec.

“Jira- fifí- ta” nació el 2 de marzo pasado y tras recibir los cuidados necesarios, durante su primera etapa de vida, ya convive con su manada, integrada por un macho y seis hembras, dos de ellas menores de 1 año de edad. La mamá de la jirafita se llama Keyla y tiene 17 años de edad, el papá se llama Chacho y tiene 8 años, mientras que la abuelita se llama Fortunata y a sus 28 años de edad, es la jirafa más longeva del zoológico.

La nueva integrante de la familia tiene casi 1.8 metros de altura y cuenta con buen estado de salud, pues se alimenta de la leche de su madre. Además de estar con su familia, en su hogar convive con otros ejemplares como cebras.