Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Mujer polinizadora llama a sembrar conciencia por el medio ambiente

Publicado el 23 Noviembre 2019
unnamed - 2019-11-25T104316.521.jpg
unnamed - 2019-11-25T104317.806.jpg
unnamed - 2019-11-25T104308.768.jpg

La práctica de la jardinería llegó por casualidad a la vida de Rosario Hernández Castillo, mejor conocida como “Chaito”. Un día vio un cartel de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México en el que se invitaba al taller ‘Jardines para la Vida’ y hoy orgullosa presume que es parte de la segunda generación de mujeres polinizadoras.

Admite que al principio no estaba muy animada pero la curiosidad por descubrir y contribuir a un mundo más verde le llamó la atención. “Chaito” es una mujer de 60 años de edad, desempleada desde hace tres años y actualmente se dedica al hogar.

“Iba a las clases tres veces por semana y de repente me di cuenta de que ya había aprendido a construir jardines para polinizadores. Me encantó porque aprendes muchas cosas, por ejemplo lo de la desaparición de las abejitas, de los colibríes que yo veo gente que luego trata de cazarlos, pero de verdad, tenemos que sembrar más conciencia. Eso fue lo que también aprendí”, manifiesta Chaito.

Asegura que ya sabe la técnica de remover la tierra, aprendió que no debe usar fertilizantes, así como a cuidar y podar las plantas: “La verdad sin la ayuda de mis instructores esto no hubiera sido posible, me gustó mucho como me enseñaron, me tuvieron paciencia y me explicaron tan bien que ya se me quedó bien grabadito”.

Chaito y 22 de sus compañeras polinizadoras crearon un jardín afuera del Centro de Educación Ambiental Ecoguardas y cuenta que se organizaron para cuidarlo: “Formamos grupos de cinco personas para ir a cuidarlo, estamos comprometidas con el medio ambiente y estoy segura de que con este tipo de actividades ambientales se puede sembrar conciencia en los niños para que aprendan a cuidar las aves, no tirar basura, cultivar las plantas y cuidarlas. Todo eso se los estamos transmitiendo a todos y lo hacemos con mucho gusto porque es un deleite hacer esto”.

Considera que lo más importante de cualquier oficio o profesión es hacerlo con amor: "Que te guste lo que estás haciendo porque así lo haces mejor y cada vez te perfeccionas en todo. Que te guste realmente y a mí me gustan las plantas”.