Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Cerca de 6 mil participantes en las actividades de verano, en los tres centros de educación ambiental de la Sedema

Publicado el 08 Agosto 2017
Verano 2017 CEAs 2.jpg
Verano 2017 CEAs 1.jpg
Verano 2017 CEAs 3.jpg
Verano 2017 CEAs 4.jpg
Verano 2017 CEAs 5.jpg

En lo que va del período vacacional de verano, cerca de 6 mil personas han participado en las actividades lúdicas, educativas y recreativas que organiza la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) del Gobierno de la Ciudad de México, en zonas de suelo de conservación, a través de la Dirección General de Bosques Urbanos y Educación Ambiental.

Los eventos, que iniciaron el pasado 15 de julio y concluirán el próximo 18 de agosto, incluyen talleres, dinámicas grupales, así como charlas con especialistas, y se desarrollan en los tres Centros de Educación Ambiental (CEA) a cargo de la Sedema: Acuexcomatl, Ecoguardas y Yautlica.

El CEA Acuexcomatl, localizado en Xochimilco, atendió a niñas y niños de la zona, capacitándolos sobre temas relacionados con la elaboración de huertos urbanos, donde además de identificar los productos, los utilizaron para elaborar su propia pizza. Asimismo, mediante juegos aprendieron la nueva forma de separar los residuos en la CDMX. Y a través de un rally en bicicleta recorrieron diversas áreas del CEA.

En el CEA Ecoguardas, ubicado en el Ajusco medio, niñas y niños de la comunidad participaron en un curso en el que conocieron los servicios que brindan los bosques, la importancia de la flora y fauna, así como los beneficios de los huertos urbanos, a través de recorridos, pláticas con expertos, talleres y juegos lúdico-educativos. Este Centro participa, además, con actividades en la Biciescuela que se realiza en los bosques de Chapultepec, Tlalpan y Aragón.

Finalmente, el CEA Yautlica, el cual se encuentra en la sierra de Santa Catarina, ofrece a niñas y niños la oportunidad de participar en actividades que impulsan el desarrollo de sus capacidades para relacionarse con las personas y el medio ambiente, como el Sensorama, cuyo propósito es estimular todos los sentidos de los participantes, o los talleres de reutilización de materiales.

Los cursos de verano de los Centros de Educación Ambiental permiten el contacto directo con la naturaleza y abren la posibilidad para que los pequeños valoren y cambien de manera positiva sus hábitos y actitudes, a fin de cuidar nuestro planeta.

Para mayor información de los cursos de verano, envíanos un correo a liliana.balcazar.sma@gmail.com

----o0o----