Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Cárcamo de Dolores, el corazón hídrico del Bosque de Chapultepec

Publicado el 14 Mayo 2019
unnamed (76).jpg

Con miras a fomentar una nueva cultura de ahorro del agua, el Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México realiza el taller "Huella hídrica" a través del cual se busca que las y los capitalinos reflexionen sobre el uso diario del agua.

El Cárcamo de Dolores, estructura que provee del 30% de agua a las alcaldías Cuauhtémoc, Coyoacán, Benito Juárez y Álvaro Obregón, que se ubica en la segunda sección del Bosque de Chapultepec, es un lugar donde el público tiene la posibilidad de conocer los esfuerzos hechos a lo largo de la historia para traer el agua a la Ciudad de México.

Carina Villaseñor, asesora Educativa del Cárcamo de Dolores, menciona que resulta de interés para visitantes nacionales y extranjeros estos talleres que se realizan los sábados a las 11:00 horas para enseñar sobre el consumo de agua y las acciones que se pueden emprender para cuidarla.

También es atractivo el mural de Diego Rivera, quien realizó la obra “Agua, origen de la vida” al interior del espacio y en la fuente de Totopamitl dedicada a Tláloc a las afueras del lugar.

“Nos vamos al Cencoatl, el kiosko que está frente al Cárcamo de Dolores, reproducimos un video con información de la importancia del agua, seguido de juegos didácticos que aplicamos para que las personas se hagan conscientes de los litros de agua que utilizan todos los días y también hablamos del agua virtual, que es la que utilizamos sin tener consciencia, el agua que no vemos”, precisa.

Asegura que quienes más asisten a este sitio son estudiantes de secundaria y preparatoria, quienes después de sumarse a talleres como "Huella hídrica" se ponen a pensar en los litros que se van cada vez que se jala la palanca del retrete.

Carina destaca que el sistema sonoro que hay dentro del Cárcamo de Dolores, denominado Cámara Lambdoma, es capaz de traducir los estímulos en tiempo real del viento, el sol, el agua y la tierra a notas musicales que son audibles por quienes visitan este lugar.

La Secretaría del Medio Ambiente recuerda que el Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental abre de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas; la venta de boletos y acceso al recinto se suspende media hora antes. La entrada general tiene un costo de 28 pesos, maestros y estudiantes con credencial vigente pagan 13 pesos y los adultos mayores, personas con discapacidad y menores de 3 años tienen entrada libre. También se cuenta con el servicio de visitas guiadas; cada miembro del grupo sólo paga 9 pesos.