Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Encabeza Sedema operativo en zona forestal de Cuajimalpa

Publicado el 02 Mayo 2019
unnamed (63).jpg

Acompañada de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, la titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, Marina Robles, informó que se realizó un operativo en el paraje Jalpa de la comunidad San Lorenzo Acopilco, en la alcaldía Cuajimalpa, con la finalidad de evitar asentamientos irregulares, tala y marcaje de árboles.

En conferencia de prensa, la doctora Marina Robles dijo que derivado de denuncias, se detectó el inicio de un asentamiento irregular y el marcaje de árboles, que consistía en descortezarlos para marcarlos y aparentemente iniciar un proceso de lotificación.

“Esta es una zona forestal de conservación y el personal del Gobierno de la Ciudad y de la alcaldía Cuajimalpa, que son aproximadamente 100 elementos, están haciendo el desalojo y se hará el diseño para poder reforzar la vigilancia en este tipo de sitios y evitar estas situaciones en el resto de la ciudad”, precisó.

Durante el operativo, Andrée Lilian Guigue Pérez, directora General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente, detalló que se trató de una acción realizada en coordinación con autoridades de las Secretarías de Seguridad Ciudadana (SSC), de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC), de Obras y Servicios (SOBSE), así como de la alcaldía Cuajimalpa.

“Venimos en atención a denuncias tanto de personas que visitan esta área como gente de la comunidad, gente del pueblo, alertándonos de invasiones en este espacio que se encuentra en el suelo de conservación de la Ciudad de México”, aseguró.

Después de las 08:00 horas de este jueves, 2 de mayo, inició el dispositivo, que consistió en retirar pequeñas construcciones hechas a base de madera, cartón y lámina, así como cercas hechas con troncos y alambres de púas.

“En esta zona las denuncias eran principalmente sobre tres instalaciones, tres bodegas de cuidadores que estaban vigilando un área bastante extensa, consideramos que son alrededor de cinco hectáreas, que han estado siendo identificadas con pretendidas intenciones de lotificar, vender o construir para más personas”, detalló Guigue Pérez.

Agregó que el objetivo es reducir los impactos ambientales que se provocan a los recursos naturales de la ciudad, entrar antes de que las personas habiten el lugar, que compran o invaden. También mencionó que el avance de la mancha urbana “es un fenómeno que se ha llevado a lo largo del tiempo, sobre las áreas boscosas de la ciudad. Es un problema que se ha acrecentado con el paso de los años, sin embargo, ahora hemos estado muy pendientes con todas las áreas de la Secretaría del Medio Ambiente para involucrarnos con la gente, a través de diversos programas y de acciones que llevamos a cabo para poder evitar y tratar de no permitir que estas cosas lleguen a considerarse asentamientos consolidados”.

Explicó que en esta zona se generó un impacto ambiental a causa de estos asentamientos irregulares y la tala de árboles que comenzó a hacer un grupo de personas, así como el efecto de espejeo, que consiste en quitar corteza a los árboles para colocarles iniciales de personas.

Durante el operativo, se presentaron miembros de la comunidad San Lorenzo Acopilco, quienes agradecieron la preocupación, el apoyo y atención de las autoridades para combatir los asentamientos irregulares en esta zona forestal. También se comprometieron a trabajar de la mano con todas las instancias gubernamentales en beneficio de su propia comunidad.

Lilian Guigue pidió a las y los capitalinos denunciar cualquier acto que afecte las zonas boscosas de la capital: “Si ingresan a la página de la Secretaría del Medio Ambiente hay teléfonos y correos para que puedan alertarnos de estas situaciones, es importante cuidar estos espacios y no hacer compras porque mucha gente viene y compra estos parajes. Muchas veces se vende hasta dos, tres, cuatro veces el mismo sitio. En este sitio en particular, que es una zonificación forestal de conservación, está prohibido el uso habitacional de la superficie territorial”.