Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Entra en vigor Nueva Ley de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático y Desarrollo Sustentable

Publicado el 09 Junio 2021

• A través de esta legislación se busca alcanzar un futuro cero emisiones en 2050, reduciendo poco a poco emisiones de transporte, energía, residuos, comercio

• Entrará en vigor a partir de mañana jueves 10 de junio

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalina informa que a partir de mañana, jueves 10 de junio, entrará en vigor en la Ciudad de México la nueva Ley de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, a través de la cual se busca contribuir para hacer frente a la crisis climática que se vive en el planeta, con metas de descarbonización y medidas para reducir los impactos del cambio climático, como las inundaciones o las ondas de calor.

Esto, luego de que este miércoles 9 de junio fuera publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el Decreto por el que se abroga la Ley de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático y Desarrollo Sustentable para la Ciudad de México, publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 16 de junio de 2011, y se expide la Ley de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático y Desarrollo Sustentable de la Ciudad de México.

Después de más de un año de trabajo para el diseño y la implementación de esta legislación, esta Secretaría agradece el apoyo de la organización Política y Legislación Ambiental (POLEA) y la Embajada del Reino Unido en México a través del Programa UK Pact, así como la participación de diputados locales, de asociaciones civiles y sociedad en general para lograr una nueva Ley de Cambio Climático que refuerza el diseño de una política climática ambiciosa e innovadora, que se pone a la altura con los objetivos del Acuerdo de París, la Agenda 2030 y la Ley General de Cambio Climático.

La nueva ley que puede ser consultada a detalle aquí: https://www.sedema.cdmx.gob.mx/storage/app/media/Cambio%20Climatico/GacetaOficial9Junio2021.pdf, sienta por primera vez las bases para una política de adaptación a la crisis mundial climática, con el afán de proteger a los habitantes de la ciudad contra las inundaciones, olas de calor, deslaves y sequías que podrían venir si el mundo no actúa rápido y con fuerza. Para ello, impulsa la realización de soluciones basadas en la naturaleza a través de medidas como la conservación de los ecosistemas, la revegetación del campo y de la ciudad, la creación y conservación de humedales y mejores prácticas agrícolas.

Esta nueva legislación permitirá que la Ciudad de México pueda reducir de manera gradual pero ambiciosa las emisiones que causan el cambio climático en sectores contaminantes como el transporte, la generación y uso de energía, residuos, industria, comercio, servicios y agricultura. El objetivo es tener un futuro con cero emisiones en 2050, que garantice un desarrollo sustentable para los niños, niñas, jóvenes, personas adultas y las generaciones futuras.

Además, promueve que el Gobierno de la Ciudad de México, de la mano con la academia y los centros de investigación, generen mayor conocimiento sobre el cambio climático en la ciudad para impulsar el desarrollo de tecnología y proyectos de innovación. Esto permitirá que la acción climática se base en datos más actualizados, haga uso de mejores tecnologías e impulse la participación de las personas en la generación de nuevas ideas sobre soluciones climáticas.

Para que todos y todas puedan participar en la acción climática en la Ciudad, la Ley de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático y Desarrollo Sustentable, avalada en el Congreso de la Ciudad, garantiza el acceso a información, sobre todo en cómo impacta el cambio climático a las personas y las medidas que se pueden llevar a cabo para atender dicho fenómeno. Asimismo, se podrá conocer cuál es el avance de las metas y las medidas de acción climática que se están financiando e implementando, y cómo pueden participar o verse beneficiadas por ellas. Las personas podrán conocer también los resultados de las evaluaciones que terceras personas realicen a los avances de la política climática y sus metas.

Finalmente, se establece el derecho a la educación ambiental para todos y todas, de manera especial se promueve que las niñas, niños y jóvenes puedan aprender sobre cambio climático y participen en la acción climática desde sus escuelas y sus comunidades. También, se promueve que todas las personas puedan acceder a programas de educación y actividades de formación en espacios públicos y comunitarios e incluso a programas de capacitación para lograr empleos verdes y dignos.