Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Quiere que sus hijos sigan viendo mariposas de colores

Publicado el 23 Agosto 2019
WhatsApp Image 2019-08-23 at 5.06.08 PM.jpeg
WhatsApp Image 2019-08-23 at 5.06.09 PM.jpeg
WhatsApp Image 2019-08-23 at 5.06.10 PM.jpeg

Susana Mendoza pensaba que no tenía “buena mano” para la jardinería, pero su esmero e interés por tener un mejor medio ambiente la animaron a inscribirse en los talleres donde capacitan a las mujeres para crear espacios para polinizadores: Jardines para la Vida.

“Me llena de emoción saber que gracias a lo que voy a plantar, van a llegar mariposas de muchos colores, eso quiero verlo. Me gustaría que mis hijos aprendieran todo esto”, manifiesta Susana, madre de dos niños y una adolescente.

El 22 de julio de este año acudió al Punto de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES), que se ubica en Álvaro Obregón, donde se impartió el taller Jardines para la Vida que impulsa la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México.

Susana reconoce que llegó al taller con un poco de miedo porque cargaba con el prejuicio de que no era buena en la jardinería, sin embargo, poco a poco el contacto con la naturaleza le demostró que las mujeres también pueden desempeñar este oficio.

“Comencé a trabajar la tierra con respeto, aprendí a sembrar, a trasplantar una planta a otro lugar y por supuesto, a identificar las que atraen a los polinizadores. El jardín polinizador es donde llegan especies como abejas, mariposas, colibríes, que en un jardín común no”, comenta.

Platica que en estos talleres, que culminaron el 10 de agosto en los PILARES, le enseñaron que antes de trabajar con la tierra ésta debe prepararse: “Se tiene que deshierbar, limpiar el área donde se va a hacer el jardín, seleccionar las plantas porque tienen diferentes tamaños y formas”.

Para Susana esta actividad le ayudó a descubrir que una de las cosas que más le gusta es la jardinería, pero sobre todo el cuidado de la naturaleza. “Este curso me emociona mucho porque aprendí a seleccionar varios tipos de plantas porque se están perdiendo los animalitos (polinizadores): ya no hay abejas, no hay colibríes, pajaritos… Nada de eso”, expresa.

Asegura que ahora creará su propio jardín con plantas de diferentes tamaños, olores y frutos: “Estoy segura que de esta manera seguiré sembrando vida, cultivando parte de la naturaleza con la única esperanza de que mis hijos puedan disfrutar de la visita de mariposas, abejas y colibríes que tomarán polen y sembrarán la esperanza verde en toda la ciudad”.

El taller Jardines para la Vida concluyó en los PILARES y ahora se impartirá en los Centros de Cultura Ambiental Acuexcomatl, Ecoguardas y Yautlica, del 26 de agosto al 14 de septiembre. Las personas interesadas pueden comunicarse al 55 54 46 81 20.