Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Radio operadores, esenciales en el combate de incendios forestales

Publicado el 27 Marzo 2019
unnamed (11).jpg

“Los escuchamos gritar, pedir apoyo con esa adrenalina de que están en el incendio. Detrás del radio no sabemos lo que está pasando al cien por ciento, por eso debemos estar muy al pendiente de lo que necesitan las brigadas que están en combate”, así es como Lucía Pérez Pérez, radio operadora del Centro Estatal y Combate de Control de Incendios Forestales, cuenta que es su día a día en la Dirección General de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (CORENADR) desde hace 31 años.

Es mamá de dos hijos y asegura que no son su única responsabilidad porque también cuida a los 554 combatientes, entre ellos 67 mujeres, quienes acuden a contrarrestar los efectos del fuego en alguna de las 45 mil hectáreas de bosque y zonas de conservación distribuidas en ocho alcaldías.“Es más responsabilidad todavía, somos como una segunda casa: tenemos a todos los combatientes a nuestro cargo”, aseguró.

A su cargo está la coordinación y toma de decisiones dentro de la oficina desde que detecta humo hasta que se extingue. “Llevamos todo por orden, desde que se presenta en la alcaldía, también llevamos el control de toda la vegetación que se afecta. Hemos llegado a tener hasta 215 salidas al día, luego no nos da tiempo ni de comer. Básicamente es el despacho de las brigadas de diferentes regiones que tenemos a nuestro cargo”, agregó.

Lucía tiene que estar pendiente del desarrollo de cada incendio que se presente, saber si las y los combatientes necesitan agua para beber, pipas, ambulancias y otros servicios de emergencia.

“Es estar en el combate junto con los chicos, aunque no directamente, pero sí son muchas emociones. No sabemos qué es lo que está pasando realmente, pero esa emoción que sentimos al escuchar a los muchachos cuando ya terminaron el incendio y que todo salió bien […] hasta nosotros nos relajamos. Mientras están en el combateestamos en la misma adrenalina que ellos”, resaltó.

Admitió que en estos 31 años de trabajo a veces ha tenido que sacrificar un poco de vida social porque la prioridad es combatir los incendios forestales. “Amo mi trabajo, amo todo esto. Las mujeres somos capaces de todo. Nos aprendemos cerca de 100 claves y 50 distintivos de llamadas de regionales. Cada día es distinto, a veces no tenemos salidas, en ocasiones tenemos muchas[…] estamos a la escucha de reportes que nos llegan, llamadas hasta por inundaciones, perdidos en el Ajusco”, precisó la radio operadora.

Orgullosa de su labor como radio operadora, aprovecha para pedir a la población que evite incendios forestales y no haga fogatas, o que las apaguen. También solicitó no tirar colillas de cigarro sobre la carretera, recoger toda la basura para no tener este tipo de eventos que dañan los bosques y suelo de conservación.