Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Reconocen embajadoras avances en materia ambiental en la Ciudad de México

Publicado el 18 Noviembre 2021
Unknown.jpeg
Unknown-10.jpeg
Unknown-11.jpeg
Unknown-6.jpeg
Unknown-7.jpeg
Unknown-8.jpeg
Unknown-5.jpeg

Se comprometen a sumarse al Reto Verde plantando un árbol durante la próxima temporada de lluvias y así contribuir con la revegetación de la ciudad

Embajadoras en México de Armenia, Austria, Finlandia, Irlanda, Reino de Noruega y Nueva Zelanda reconocieron este jueves 18 de noviembre los proyectos en materia ambiental que realiza el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema).

Durante un recorrido por el Parque Ecológico de Xochimilco, donde pudieron apreciar los humedales y una chinampa demostrativa, la doctora Marina Robles García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente capitalina, destacó que desde hace varios años uno de los principales objetivos de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, es equilibrar la ciudad para hacerla más equitativa, más incluyente, más igualitaria y más hermosa también.

“Nos queda claro que una ciudad más hermosa, una ciudad con más espacios verdes, una ciudad con más espacios para que la gente goce la vida, que sea más feliz, sea también más productiva, donde hay menores delitos, donde hay menores condiciones de inseguridad. Y es en ese sentido que los proyectos emblemáticos de la Jefa de Gobierno se orientan a equilibrar esto y a darle a la ciudad una nueva cara”, precisó.

Comentó a las embajadoras que desde hace tres años, tiempo que lleva la actual administración, se trabaja en la recuperación del sistema de ríos, canales y humedales que afortunadamente todavía existen, además de revegetar la Ciudad de México, tener más espacios públicos con naturaleza y disminuir los efectos del cambio climático.

“Llevamos más de 23 millones de plantas sembradas en estos tres años de trabajo en el Gobierno de la Ciudad, lo que nosotros hicimos fue incrementar la producción de plantas que tenemos en los viveros y para eso hicimos distintas cosas: mejorar, dar mantenimiento, invertir de manera importante en distintos tipos de insumos y apoyar también a los grupos de productores para que también ellos produjeran parte de la vegetación que nosotros utilizamos. Además hicimos otro trabajo que es recolectar semillas para formar poco a poco un banco de semillas de las especies nativas, propias de la región que nos permitan caminar hacía la recuperación de la biodiversidad y mantener la que la ciudad tiene”, agregó.

En este sentido, las embajadoras se comprometieron a sumarse al Reto Verde plantando un árbol durante la próxima temporada de lluvias y así contribuir con la revegetación de la ciudad.

Durante la caminata, Robles García sostuvo que a pesar de los siglos de presión humana que ha vivido la ciudad, ésta sigue manteniendo el dos por ciento de la biodiversidad del planeta y el 12 por ciento de la biodiversidad del país: “No solamente hemos pensado en árboles y no es que no nos gusten, al contrario, pero tenemos claro que para que un árbol esté sano necesita muchas más cosas que solamente el estar puesto a lo largo de un camino, de una banqueta o de un bosque, necesitan otras plantas que le acompañen y que permitan que el suelo esté rico, por eso hemos integrado un trabajo muy importante para que sembremos plantas con flor, plantas para polinizadores que nos ayuden a combatir este problema brutal que hay en el mundo de desaparición de este grupo que, además, mantiene más del 80 por ciento de lo que consumimos”.

Otro de los proyectos que comentó la titular de Sedema a las embajadoras fue el programa Cosecha de Lluvia y que a la fecha ha permitido que más de 30 mil familias cosechen la lluvia a través de los sistemas que la Sedema instala en las alcaldías Tlalpan, Tláhuac, Milpa Alta, Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras, Iztapalapa, Coyoacán y Xochimilco.

“Una de las cosas que han sido muy atractivas e interesante es que el 65 por ciento de estos hogares, a los que hemos beneficiado, están liderados por mujeres y los testimonios de estas mujeres son maravillosos porque van, por supuesto, a la gloria de poder tener agua con la facilidad que no tenían, de disfrutar más tiempo para su vida, algunas que pudieron regresar a trabajar, que han podido volver a estudiar o que simplemente tienen tiempo de descansar porque, como en el resto del mundo, son principalmente las mujeres quienes se ocupan de buscar, de esperar, de conseguir el agua de donde pueda ser”.