Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Sanciona Sedema más de 700 vehículos ostensiblemente contaminantes

Publicado el 02 Julio 2019
unnamed (8).jpg
unnamed (9).jpg
unnamed (10).jpg

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, en coordinación con las Secretarías de Seguridad Ciudadana (SSC) y Movilidad (Semovi), sancionó a 781 conductores de vehículos particulares, transporte público y de carga como parte de un operativo para detectar y sancionar vehículos ostensiblemente contaminantes.

Durante esta acción preventiva, que inició el lunes 24 de junio, personal de la Dirección General de Inspección y Vigilancia Ambiental (DGIVA) de Sedema estableció puntos de revisión en distintas zonas de la ciudad, en coordinación con elementos de la Secretaría de Movilidad y policías de tránsito de la SSC.

Del 24 de junio al 2 de julio, fueron sancionados 163 vehículos de transporte público por emitir humo contaminante (azul o negro). Personal autorizado para sancionar les impuso una multa de carácter administrativa, equivalente a 20 UMA (Unidades de Medida), es decir mil 690 pesos. A los conductores reincidentes que no llevaron a revisión su vehículo, se les impuso una multa máxima y el vehículo se llevó al corralón.

El lunes 24 de junio fueron sancionados 102 vehículos, de los cuales 36 fueron de transporte público; dos de ellos fueron remitidos al corralón. El martes fueron sancionados 72 vehículos y 23 fueron de transporte público. El miércoles fueron multados 112, de los cuales 17 correspondieron a transporte público; mientras que el jueves fueron sancionados 106 vehículos y 20 fueron de transporte público.

De los 119 vehículos penalizados el viernes 28 de junio, 20 fueron de transporte público, dos fueron taxis y cuatro unidades fueron remitidas al depósito vehicular. Ayer 1 de julio fueron sancionados 148 vehículos, de los cuales 35 fueron de transporte público, tres unidades fueron enviadas al depósito vehicular y este martes 2 de julio fueron multados 122 vehículos, 12 de éstos de transporte público.

A los vehículos ostensiblemente contaminantes se les practicó una prueba de aceleración de 0 a 2 mil 550 revoluciones durante 10 segundos y si el vehículo estando detenido generaba las emisiones de humo visible, de inmediato era sancionado.