Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

La golondrina y el ruiseñor, piezas del mes en el Museo de Historia Natural

Publicado el 02 Marzo 2018
Pieza del mes marzo 2018 1.jpg
Pieza del mes marzo 2018 2.jpg

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) del Gobierno de la Ciudad de México, a través del Museo de Historia Natural, presenta, en el vestíbulo del recinto, a dos ejemplares de aves que además de mostrarnos su belleza, nos dejarán una enseñanza a partir de la fábula escrita por Esopo: La Golondrina y el Ruiseñor:

Invitó la golondrina a un ruiseñor a construir su nido como lo hacía ella, bajo el techo de las casas de los hombres, y a vivir con ellos como ya lo hacía ella. Pero el ruiseñor repuso: —No quiero revivir el recuerdo de mis antiguos males, y por eso prefiero alojarme en lugares apartados.
Esopo (620 – 564 a.C.)

El cenzontle (también conocido como ruiseñor) deriva del náhuatl que significa ave de las 400 voces; tiene origen en las palabras centzontli (“cuatrocientos”) y tototl (“pájaro o ave”). Estas aves se comunican con sus congéneres principalmente mediante cantos, ya que emiten al menos 39 sonidos diferentes y tienen la capacidad de imitar algunos más.

Los cánticos son parte del ritual de apareamiento: los machos lo usan para atraer a sus parejas y marcar su territorio. También realizan una exhibición de vuelo para cortejar a una posible compañera a quien llaman con su melodiosa voz, mientras la persiguen dentro de su territorio.

Por otro lado, la Golondrina común (Hirundo rustica) desde tiempos remotos solía poner sus nidos en grietas protegidas, acantilados o cuevas superficiales, aunque en la actualidad es raro encontrar un nido de golondrina común en un sitio que no sea artificial como construcciones, debajo de puentes, muelles o lugares similares.

Es una de las aves más conocidas popularmente y de las mejor estudiadas por los ornitólogos. Ha sido clave para desentrañar aspectos de la migración, la selección sexual y de la reproducción en las aves. Por su proximidad al hombre, forma parte de la cultura popular y su llegada, cada vez más temprana como consecuencia del cambio climático, se considera anuncio del inicio de la primavera.

Sé testigo de esta interesante historia que une la ciencia y la literatura, con la sabiduría popular en el Museo de Historia Natural.

El Museo se encuentra en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec, está abierto de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. La entrada general tiene un costo de $27.00 pesos; maestros y estudiantes con credencial vigente $12.00 pesos; el acceso con cámara fotográfica es de $16.00 pesos y con cámara de video $35.00 pesos.

Las visitas guiadas tienen un costo de $9.00 pesos, el servicio de silla de ruedas no tiene costo; adultos mayores, personas con discapacidad y menores de 3 años, tienen entrada libre. Para mayor información comunicarse al 55 15 63 04 ext. 112 y 113 o consultar la página: data.sedema.cdmx.gob.mx/museodehistorianatural o las cuentas de Facebook: Museo de Historia Natural y Twitter: MHNCA_CDMX

----o0o----